Tuve la suerte de que Mayte y Alejandro me pidieran realizar las fotografías del reportaje previo a la boda por las calles de Santander. Hicimos un pequeño recorrido, pero evitando las típicas fotos de postal. La verdad es que disfrutamos de una tarde soleada, ideal para callejear y pasarlo bien, para después terminar en el Funicular del Río de la Pila, donde se encuentra una de las mejores vistas de la ciudad y la bahía.


Publicar comentario