BODA EN LIEBANA


Dicen que de una boda siempre sale otra. Por suerte para los fotógrafos, suele ser así. Gracias a Tatin y Marian, por la confianza que depositaron en mi, reservando su reportaje con más de un año de antelación.

Fue una gran experiencia compartir con ellos un día tan especial en sus vidas.