La boda de Mariano y Lourdes en Liébana (Cantabria)

Puede sonar a la típica respuesta de fotógrafo de bodas, pero es la verdad: fue un auténtico placer y honor acompañar a esta pareja en su gran día. Una boda que tuvo lugar en mi querida Liébana, una boda diferente, extraordinariamente familiar y emotiva pese a ser más de 200 invitados. Una ocasión más para comprobar que no importa tanto el cómo ni el dónde a la hora de celebrar tu boda. Lo verdaderamente esencial es con quién. 

Fui un afortunado testigo del amor que recibieron Mariano y Lourdes durante un día inolvidable. Gracias a mi buen amigo y compañero Jorge Hierro por su ayuda y gran trabajo durante este día.