La boda de Keyvan y Clara

Esta boda supuso una nueva experiencia a mi carrera como fotógrafo de boda, como fue viajar hasta Badajoz. Una ciudad y un entorno totalmente diferente al que tenemos aquí en el norte.  Aunque ellos residen en Londres, fue gracias a una gran amiga que tenemos en común la razón por la que ellos conocieron mi trabajo.  Confieso que hubo una gran conexión entre Keyvan, Clara y yo desde el principio cuando nos conocimos a través de Skype.

Tanto es así que tuve la suerte de poder escaparme unos días en la primavera pasada a conocerlos en persona, recorrer sus lugares favoritos de Londres y sobre todo, pude comprobar el amor y respeto que sienten el uno hacia el otro. Tuve la certeza desde entonces que iba a ser un honor ser su fotógrafo de boda y deseaba de todo corazón que llegase el 30 de septiembre y compartir con ellos su gran día.

Y ese día llegó. Y fue una de las bodas más especiales, emotivas y divertidas que he vivido como fotógrafo. El cariño y calor que recibieron por sus familiares y amigos me hizo sobrecoger por momentos. Gracias Key y Clara, os deseo lo mejor.